Comienza la segunda generación de jóvenes corresponsables

1ragen

Después de un año de implementación y participación, se celebró la graduación de la 1ra. generación del programa Jóvenes Atiempo. El grupo, conformado por 18 estudiantes de nivel preparatoria, recibió formación y acompañamiento durante 11 meses con el objetivo de apoyarlos para superar la transición más importante que viven los jóvenes: la continuación de sus estudios universitarios y su próxima integración formal a la sociedad como ciudadanos mayores de edad. El evento tuvo lugar el sábado 1 de julio de 2017 en la Universidad de Monterrey, donde estudiantes y sus padres de familia se reunieron para reconocer los logros de la 1ra. generación y dar la bienvenida a la generación siguiente.

En la primera generación, se graduaron 18 jóvenes de preparatoria y 92 estudiantes participantes de 22 secundarias. Se desarrollaron ocho proyectos que atendieron necesidades puntuales de sus comunidades escolares o alrededor del plantel. Además, ocho de los estudiantes de preparatoria consiguieron una beca completa para comenzar sus estudios universitarios.

Posterior a la celebración de logros, se dio la bienvenida a la 2da. generación, compuesta por 20 jóvenes que durante todo el mes de julio comenzaron su formación en habilidades blandas y de liderazgo para comenzar en octubre su trabajo como mentores de más estudiantes de secundaria.

Jóvenes Atiempo apuesta por los estudiantes de preparatoria con un alto desempeño académico y en riesgo de abandonar la escuela. El programa confía en los jóvenes y los percibe como individuos capaces de transformarse a sí mismos cuando cuentan con las herramientas y conocimientos adecuados. Una vez en el programa, los estudiantes participan en un ciclo formativo de un año en donde se descubren y refuerzan sus habilidades blandas y sociales con el fin de impulsar su desempeño académico, profesional y social.

Al mismo tiempo, el programa reconoce la responsabilidad social de los jóvenes con su comunidad. Por ello, durante el ciclo formativo, cada uno de los jóvenes de preparatoria se vuelve mentor de un grupo de al menos 10 estudiantes (también en riesgo de abandono escolar) de la misma secundaria donde el mentor asistió. El objetivo es que el joven mentor apoye a los estudiantes de secundaria para llevar a cabo un proyecto participativo en beneficio de su comunidad, dentro o fuera del plantel educativo. La formación del mentor también incluye el desarrollo de las habilidades necesarias de liderazgo, donde éste y los estudiantes de secundaria conforman un grupo con la capacidad de resolver las inquietudes de su edad. A su vez, los mentores impulsan a su grupo para continuar sus estudios a nivel preparatoria, generando un círculo virtuoso y una red de jóvenes corresponsables con el progreso de cada generación.

A través de Jóvenes Atiempo, Vía Educación felicita a todos los participantes, sus familiares y aliados por los logros alcanzados junto a la primera generación. ¡Apoyemos a la 2da. generación para descubrir por completo su potencial!

Leave a Reply