El diálogo, un encuentro para pronunciar el mundo