Transforman espacio público con cine comunitario

170516 cine comunitario 7

Santa Catarina, Nuevo León, México. 16 de mayo de 2017.

Para dar a conocer la labor de Red SumaRSE y la Metodología de Prevención de Violencia y delito que implementa a través de la Iniciativa 2.0, se organizó una sesión de cine comunitario denominada ‘Sin Filtros’ en colaboración con los colonos de La Ermita, en el municipio de Santa Catarina.

El equipo de facilitadores de la Iniciativa 2.0 lanzó una convocatoria en redes sociales para alentar a los vecinos a unirse como voluntarios en el desarrollo de la actividad. Como resultado, colonos que ya habían participado en otras actividades de la Red SumaRSE se unieron para preparar las canchas deportivas, donde tuvo lugar el evento. Este espacio, ubicado entre las calles San Roberto y Rómulo Lozano, se caracteriza por albergar peleas, lo que ha generado temor y sensibilidad entre los vecinos de la zona.

Tanto vecinos como artistas urbanos invitados ayudaron con los preparativos para el evento, desde la conexión de cableado hasta el préstamo de cobijas y almohadones para garantizar la máxima comodidad entre los asistentes.

45 personas asistieron a la proyección de ‘La guerra de los mapaches de Pompoko’, película japonesa cuyos protagonistas – un grupo de mapaches – unen esfuerzos para salvar el bosque que habitan de los planes de urbanización que amenazan la zona.

Yns, miembro del colectivo ‘Hikury Mystic’, contribuyó pintando una manta con el lema “Cine sin filtros”. A raíz del interés de los niños y niñas asistentes, la artista improvisó una actividad de pintura para que pudieran decorarla y contribuir a la memoria colectiva, con la condición de sólo plasmar ideas relacionadas con la película. De esta forma se incentivó la atención de los asistentes durante toda la proyección.

La activación de la comunidad por medio del cine comunitario responde al objetivo de la Metodología de Prevención de Violencia y Delito que sigue la Iniciativa 2.0, puesto que otorga a los vecinos el rol de vigilantes y, al ocupar un espacio público, permite reforzar el territorio y promover la participación comunitaria.

A raíz de la iniciativa que mostraron los vecinos y vecinas involucrados en la organización y participación del evento, así como de la recuperación y posterior transformación de dicho espacio público – envuelto en el caos de peleas entre pandillas – surgió un sentido de seguridad entre la comunidad.

Otro beneficio de la actividad fue el haber cambiado el consumo de productos audiovisuales entre los jóvenes; acostumbrados a consumir programas televisivos sobre temas como narcotráfico, violencia, chismes o discriminación, entraron en contacto con una película basada en la participación comunitaria.

Leave a Reply